sábado, 3 de septiembre de 2016

Distintos tipos de editores


Tal como oyes, no hay un solo tipo de editor. Si bien los editores y editoras están calificados para participar en todas las etapas de la edición de un libro, lo más usual es encontrar editores y editoras especializados en un tipo de edición específica:

Los editores

Son los encargados de trabajar con el escritor o escritora y la editorial, para que el libro sea una obra "maestra" tanto en forma como en su contenido. No son intermediarios, son una de las etapas previas a la impresión del libro.

Y para dejar algo en claro: el editor no corrige la obra por sí mismo; el editor propone correcciones, y es el autor quien las implementa.

Editor de Adquisiciones (Acquisition Editor)

Usualmente es el que elige los libros que se van a publicar en la editorial. Su mirada es comercial y su misión es filtrar las obras. Recuerda que las editoriales no están obligadas a publicar tu libro.

Editor de Desarrollo/Contenido (Developmental Editor or Content Editor)

Piensa en un entrenador de escritura (writing coach). Trabaja de la mano con el autor o autora. Es el que se ocupa de analizar y proponer correcciones al manuscrito terminado; controlar la trama (plot), el desarrollo de personajes (character), el tono de la obra (voice), y el entorno o mundo donde transcurre la historia (setting). Este editor se asegura que la narración sea coherente en todas sus partes.

Editor de Copia (Copy Editor)

Se especializa en gramática, puntuación, ortografía y formato. Su misión es que el libro esté libre de errores de forma.

Editor de Línea (Line Editor)

Es la suma del Editor de Desarrollo/Contenido y el Editor de Copia. Es el típico editor que lo hace todo (el editor sin especialidad) y es el más común, especialmente en las editoriales pequeñas. Trabajan palabra por palabra, línea tras línea, corrigiendo errores patentes y proponiendo soluciones a problemas estructurales que luego el autor deberá corregir (si es que de verdad quiere ver su obra publicada).

Los NO-editores

Es el grupo de profesionales que no edita. De estos, solo el Editor de Estilo forma parte del proceso editorial. Los otros dos ejemplos suelen aparecer antes que la obra sea enviada a la editorial.

Corrector de Estilo (Proofreader)

No es un(a) Editor. El Corrector de Estilo inicia su labor cuando el Editor termina la suya. Se ocupa de encontrar todos los errores de estilo, principalmente de puntuación, ortografía y formato. El Corrector de Estilo se obsesiona por los detalles. Incluso las obras que pasaron por un proceso de edición intenso necesitan un Corrector de Estilo.

Colaborador Crítico (Critique Partner)

No es un editor ni un corrector de estilo. Es otro escritor o escritora con más experiencia profesional y que lee el manuscrito con ojo crítico de escritor. Cronológicamente está antes de iniciar el proceso de edición.

Lector Beta (Beta Reader)

Es una persona que no participa de la industria editorial. Es un lector o lectora entusiasta que lee el primer borrador de la obra, consciente de sus problemas de desarrollo, y realiza una crítica amateur acerca de los elementos que le entretuvieron y los que le aburrieron, los que se entendieron y los que no, y cualquier elemento que le haya llamado la atención o cualquier duda que haya quedado sin responder en el libro. Es normal que se obsesionen con la ortografía y la gramática, pero no es su obligación corregir nada, sino expresar su grado de satisfacción con la obra.